Nuestro blog

La Asamblea en Defensa de la Senda Costera organiza un encuentro con grupos políticos para presentar su asociación y debatir el futuro de la costa litoral de Santander

sendacosteramadrazo

La Asamblea en Defensa de la Senda Costera organizó ayer, a las 20 horas, en el Centro Cultural Doctor Madrazo, una jornada a la que se invitó a los distintos grupos políticos con representación institucional. El objetivo de este encuentro, fue dar a conocer los principios configuradores de la Asociación, recién creada y que cuenta ya con más de 300 afiliados, y abrir un espacio de debate que contó con una representación de partidos políticos y ciudadanos.

Los representantes de UPyD, Ciudadanos, Podemos, Izquierda Unida, PSOE y PRC sentados en la mesa de debate tuvieron cinco minutos para manifestar cuál era la posición de su partico con respecto a la problemática abierta con la Senda Costera y la posterior implantación del Parque Litoral Norte. En general, todos los ponentes se posicionaron en contra de la obra y denunciaron que era una forma de comenzar una burbuja especulativa en una zona que representa el 12% de Santander, una idea que la Asamblea siempre tuvo presente desde el inicio de las obras. De todas maneras, cuando uno de los asistentes les interpeló una pregunta sobre si la obra del Parque Litoral Norte o la Senda Costera iba a reflejarse directamente en su programa municipal, sólo UPyD contestó afirmativamente.

En general, el debate giró en torno a la preocupación que tienen los ciudadanos una vez que se celebren las elecciones, los asistentes pidieron a los distintos grupos políticos su compromiso en revisar el Plan del Parque Litoral Norte y en pedir la reversión total de los daños causados en la senda que va desde el Faro de Cabo Mayor hasta la Virgen del Mar. Asimismo, se debatió la necesidad de una participación ciudadana y del olvido por parte de los políticos de escuchar las propuestas de su población.

Como colofón, la Asamblea recordó que no son los políticos los únicos culpables, sino que la población también tiene su responsabilidad. Para ello, es necesaria una participación activa y un espíritu crítico.