Propuesta

Antecedentes

Tras la visita al terreno el pasado 12 de Noviembre como parte del trabajo de la Comisión Mixta, la Asamblea para la Defensa de la Senda Costera se reitera en sus anteriores peticiones de restauración del medio y eliminación de todas las estructuras instaladas hasta la fecha por considerarlas impactantes, innecesarias e inapropiadas para el espacio natural que nos ocupa.

Demandas de la Asamblea

Por todo lo anterior, la Asamblea reclama a Demarcación de Costas la redacción de un proyecto de restauración ambiental del daño causado por las obras y su sometimiento a evaluación de impacto ambiental e información pública para su pronta ejecución.

Este proyecto ha de recoger las aportaciones de la participación ciudadana que se está ejerciendo mediante esta Comisión Mixta y ha de estar redactado por profesionales del territorio y medio natural procedentes de campos tales como la geología, biología, patrimonio histórico o geografía ya que no se trata de una obra civil sino de un proyecto de restauración ambiental que incluya el diseño y señalización mínima de una ruta lo más adaptada posible al itinerario tradicional, adaptada al medio y respetuosa con los valores ambientales y culturales del territorio.

Para facilitar la redacción de este nuevo proyecto y como parte de la necesaria participación ciudadana, la Asamblea adjunta a esta petición un documento en el que se corrige sobre foto aérea actual el trazado del proyecto del año 2003, que usaba una cartografía obsoleta. Este documento ha sido elaborado mediante un trabajo colectivo de vecinos y propietarios que forman parte de la Asamblea, que son quienes mejor conocen este territorio. Este trazado propuesto se ajusta a la senda original y tiene en cuenta criterios técnicos para la protección de la geología, la flora y el paisaje y para la conservación del suelo.

Conclusiones

Como conclusión del trabajo y las experiencias de las últimas semanas la Asamblea quierere saltar la necesidad a futuro de que las administraciones públicas den ejemplo de gestión mediante el uso correcto de las herramientas de Evaluación de Impacto Ambiental y Participación Ciudadana en el diseño de planes y proyectos.Estas herramientas, lejos de limitarse a los mínimos legales exigibles deberían considerarse fundamentales en el proceso de diseño ya que, de ser bien utilizadas ahorrarán enormes sumas de dinero y daños ambientales irreversibles, además de asegurar el éxito del proyecto y su adaptación al medio y a las necesidades de la población.